Ripio

Ripio, más conocida como RCN, es una red global de crédito que se basa en los Smart contracts para poner en conecta a prestamistas y prestatarios interesados en intercambiar cualquier divisa del planeta. Para mayor comodidad, todas las transferencias dentro de la plataforma se realizan con RCN, el token propio de Ripio, y el que es necesario disponer para poder hacer uso de los diferentes servicios que nos ofrece la plataforma. Las operaciones con cambios de divisas se hacen con la ayuda de un intermediario que se encarga de garantizar la total seguridad de la operación, reduciendo los riesgos que este tipo de intercambios suele tener.

Ripio es una de las pocas plataformas de criptomonedas que tiene su centro de operaciones en Latinoamérica, de donde procede prácticamente todo el equipo desarrollador, incluyendo el fundador Sebastián Serrano. Junto a la plataforma de exchange, también han desarrollado una aplicación de monedero con el mismo nombre que está enfocada a incluir el pago con criptomonedas en la vida cotidiana de las personas haciendo uso de las ventajas que tiene el teléfono móvil, sin necesidad de recurrir a las tarjetas de débito convencionales o al dinero en efectivo.

Funcionalidades Ripio

La red RCN es una de las mejores opciones que puede haber actualmente para realizar intercambios entre dos divisas diferentes, pues tiene un sistema de intermediarios completamente seguro, lo que es muy importante en unas operaciones que suelen conllevar un porcentaje de riesgo muy elevado.

Además, RCN cuenta con usuarios de todo el mundo, lo que garantiza mayor variedad a la plataforma, y dentro del entorno de RCN se encuentran otras aplicaciones como la de la cartera de pagos mediante teléfonos móviles, que aumentarán el número de opciones en las que poder gastar los RCN guardados en el monedero. Además, próximamente se anunciarán nuevas funcionalidades.

Tecnología Ripio

Ripio está basada en las más recientes innovaciones en el mundo de las criptomonedas, utilizando la ya habitual tecnología blockchain junto a los Smart Contracts para garantizar un sistema totalmente eficiente para el intercambio de monedas.

Estas dos funciones, junto al protocolo RCN de creación propia para garantizar la seguridad, permiten que cualquier persona, sin importar el lugar en el que se encuentre pueda ofrecer en préstamo o pedir prestado cualquier divisa, garantizado siempre el mejor ratio de cambio para ambas partes, lo que se consigue con un oráculo que determina el precio de cambio del RCN con cada moneda según una serie de factores externos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *